domingo, 25 de mayo de 2014

El artista retirado

Fue plasmando las palabras como lo hacía con las pinceladas: definiendo los detalles, dándole tonalidades a  las partes expuestas a la luz y ensombreciendo las zonas ofuscadas, su mano, que ya había escrito millones de garabatos cambió la perspectiva, el contraste, la composición por la abstracción de los signos. Logró hacer lo que no había logrado nunca: materializar sus ideas. Sin embargo, se decepcionó porque sus manuscritos expresaban más de lo que se podía mirar y sus cuadros menos de lo que quería imaginar. Fue por eso que dejo de soñar y, frustrado,  tiró su paleta con pincel y pluma.

Juan Cristóbal Espinosa Hudtler


No hay comentarios:

Publicar un comentario